dimarts, 27 de maig de 2014

"Inlucidacordura" Minirelat





Se la oyó gritar, ¡¡¡malditos mis muertos!!! ¡¡¡malditos mis muertos!!!

Resonaron sus palabras en la pequeña plaza del pueblo; enjuta, desaliñada, con el juicio perdido, miraba al cielo extendiendo su manos como queriéndolo alcanzar, repitiendo las mismas palabras a diario una y otra vez, desde hacia años.

En sus momentos de lúcida (in)cordura relataba y relataba sin tregua a quien la quería escuchar, la historia de como esos muertos la habían amado y cuanto había amado ella, que había sido joven y bien amada.

Ahora en su locura (in)lúcida, se preguntaba ¿el porqué?, porqué  ella se había quedado.

Y seguía maldiciendo a sus muertos una día tras otro, en su inlucidacordura con las manos extendidas al vacío, esperando con ansia reunirse con quienes la habían amado.


imatge:kashueri.wordpres.com









4 comentaris:

  1. La línia entre la lucidesa i la follia és ben fina, sobretot en moments que ens sentim abatuts o en situacions de sol.
    M'ha agradat conèixer aquesta faceta teva narradora... :)

    MH

    ResponElimina
  2. Es ben cert MartinaH...l’observatori de la vida i de les vivències, una font inesgotable. Gràcies per la passejada ;)

    Abraçades !!!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Ups! On he posat "sol" volia dir "dol". La cosa canvia... Hehe!

      Abraçades!

      Elimina
    2. S’ha entès perfectament MartinaH... ;)

      Besets!!!

      Elimina